sábado, 3 de julio de 2010

LA AGROINDUSTRIA DE LA CAÑA DE AZÚCAR EN VERACRUZ

La Agroindustria de la Caña de Azúcar, está viviendo una de las pruebas más difíciles, situación que la pone al borde una crisis más profunda.

Ya son varios años de historias que se repiten, pero muchos piensan que no pasa nada, porque lo han escuchado muchas veces, pero baste ver que entre el 20 y el 25% de la industria ya está en manos de extranjeros, nos debe poner a pensar, cuando vemos como les fue a las industrias del acero, la petroquímica,…

A más de ser una de las más antiguas de América, que inició en Veracruz, esta agroindustria tiene impacto directo en millones de mexicanos.

En México se encuentran funcionando 58 ingenios azucareros, distribuidos en 15 estados y, aunque las cifras varían considerablemente, año con año, se puede decir que en el país se cosechan más de 50 millones de toneladas de caña y se producen más de 5.5 millones de toneladas de azúcar (2007-2008).

Veracruz, que participa con más del 40% de la producción nacional, procesa alrededor de 20 millones de toneladas de caña y, con una productividad del campo, de 70 Toneladas de caña por hectárea, se producen mas de 2.2 millones de toneladas de azúcar, contando con 22 fábricas; de estas, 11 se encuentran en la región de Córdoba.

Con cerca de 270 mil hectáreas para sembradío, las cuales ocupan aproximadamente 150 mil personas, entre productores (unos 15,000) y empleados en el campo y más de 20 mil en los ingenios, estamos hablando de que, alrededor de un millón de personas dependen de esta actividad.

La industria cuenta con una Tecnología que, algunos aseguran tiene más de 40 años de antigüedad en promedio. Agraciadamente hay ingenios que se han modernizado y producen azúcar líquido o de alta dilución, además de Etanol, Gelatinas, etc...

Otra de las áreas de oportunidad a atender, es el alto consumo energético, que puede ser modificado en su costo y contaminación, usando la propia paja o el bagazo de caña, mediante un proceso de combustión controlando las emisiones; además del alto uso de agua, con efectos contaminantes por descargas a altas temperaturas y gran contenido de materia orgánica (bagazo, cachaza, vinaza).

Los veracruzanos consumimos alrededor de 50 kilos per cápita por año, incluidos refrescos y golosinas, y la diferencia entre la producción y el consumo, debería de poder exportarse libremente a los Estados Unidos de Norteamérica, ya que así se estableció en el TLCAN, además de que nuestro país vecino tiene un déficit de aproximadamente 3 millones de toneladas de azúcar, al año.

Pero, ¿Qué provoca la crisis recurrente en la industria azucarera?
Hay varios factores, unos tienen un peso mayor que otros, pero en diferentes circunstancias pueden variar en el valor de su influencia. Podemos mencionar:

1. La relación entre productores e industriales, fundamentalmente en el momento de definir el precio de la tonelada de caña, y los industriales con obreros a la hora de la revisión de los contratos de trabajo.
2. La fluctuación del precio del azúcar en el mercado interno ha sido causa fundamental del retraso en la agroindustria azucarera.
3. La expropiación de los Ingenios por parte del Gobierno federal benefició, temporalmente, al sector, pues los precios de venta tuvieron una mejoría con respecto a su nivel que estaba muy bajo, y dio un respiro sin que esto significara una solución ni siquiera de mediano plazo.
4. El incumplimiento del TLCAN ha sido un factor que ha perjudicado al precio del azúcar.
5. La introducción de Alta Fructuosa subsidiada, a precios muy bajos que compite, en el mercado refresquero, importante cliente de la industria.
6. El Contrabando de azúcar excedente de otros países, de precio muy bajo, ha sido un dolor de cabeza para Hacienda- que no lo ha podido resolver.
7. La Corrupción de algunos funcionarios del gobierno ligada a la desinformación de los funcionarios, en la forma de operar de la industria, ha generado quebrantos, al permitir cupos innecesarios de azúcar, en momentos que hay suficiente azúcar en inventario.
8. La falta de modernización de las plantas y procesos, derivada de muchas de las anteriores problemáticas.

Estas son algunas de las problemáticas del sector azucarero que, ligado a factores circunstanciales, provocan que la agroindustria, gran generadora de empleos y desarrollo regional, se vea amenazada en su subsistencia.

Bien, pues el 3 de Julio pasado en LOS PINOS, se llevó al cabo un acto, llamado: “UNA INDUSTRIA AZUCARERA MODERNA Y FUERTE PARA VIVIR MEJOR” en el que se supone, ¡Ya se resolvió el problema de la industria azucarera! Bueno, al menos eso se oyó en los discursos… nuevamente.

Encabezado por el Sr. Presidente Felipe Calderón, con la asistencia de algunos de sus colaboradores de SAGARPA, ECONOMIA y TRABAJO; con los líderes de las llamadas organizaciones sociales, campesinas y obreras, como CNC, CNPR y CTM; con industriales afiliados a la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA); con los gobernadores de Morelos, Sinaloa, San Luis Potosí y Veracruz, el Presidente de México repitió varias veces el tema de la UNIDAD e invitó a los gobernadores presentes a sumarse al acuerdo; lo dijeron los representantes de los campesinos e industriales. ¡Y parece que ahora sí están de acuerdo! Y esto les liga, indiscutiblemente, en beneficios… y retos. Costos que se comparten.

Es que los compromisos son muy valiosos y requirieron de muchísimas horas, días, para consolidarse y el reto ahora es que… se RESPETEN, y así esperamos, pues las partes agradecieron al Presidente Calderón el apoyo e interés de su administración para, primero, entender y, así, resolver el problema.

Se destacan:
1. Un nueva fórmula –más justa- para fijar el precio de la caña, antes de que inicie cada zafra, evitando la incertidumbre para el cañero y el industrial;
2. Un Balance real de azúcar y otros edulcorantes, en México;
3. Garantizar el abasto nacional de Azúcar, a precios razonables, tanto para el consumidor, como para el Industrial, y reglas claras dentro del TLCAN;
4. Programa de auditorías a los ingenios para conocer, realmente, sus inventarios y el precio de venta de su azúcar;
5. Una nueva relación laboral a través de un comité mixto que permita
a. Un plan rector para modernizar el contrato laboral;
b. Adelantar, desde ahora, las negociaciones laborales para el 2009.

Pues si, para ello, el Presidente Calderón y el Secretario Cárdenas dijeron que:
A. Se estableció un CONTRATO UNIFORME de toda la Agroindustria;
B. Se estableció la fórmula para el precio de referencia de la Caña de Azúcar;
C. Se definió la forma de un precio LIBRE A BORDO INGENIO
D. Se comprometió y estableció el procedimiento para que los Ingenios paguen sus adeudos con cañeros.

Y con esto, dicen,
- Los productores tendrán más certidumbre para continuar con esta INDUSTRIA ESTRATÉGICA (de la que dependen más de 2.5 millones de mexicanos en 15 Estados de la República);
- Los Industriales contarán con materia prima suficiente, de calidad, que les de un estímulo para la modernización;
- Los obreros tendrán mayor seguridad laboral y oportunidad para Vivir mejor;
- Todo esto fortalecerá a México.

Ahora, dijo el Presidente de la CNIAA, sólo resta Ejecutar los acuerdos e iniciar con la Industria Azucarera del Futuro que considere su MODERNIZACION, DIVERSIFICACION e ingreso a la ENERGÍA con el etanol y la generación de Electricidad, para lo que deberán contar con el respaldo de PEMEX Y CFE.

Si, pero además de unidad y visión conjunta de los actores, llámense Productores, obreros o empresarios, hace falta una verdadera política industrial para el sector y, eso, parece que no le importa a los encargados de esta decisión pues siguen pensando que todo debe caber en el esquema de un libre mercado, donde el poderoso acabe con el débil, aunque lo necesitemos por su actividad o, simplemente, por olvidar la justicia social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada